El proceso de recogida de la uva

La recogida de la uva o también llamada vendimia es un trabajo muy esperado por las bodegas, ya que tras un año de esfuerzo se va a recolectar el fruto de la vid. Durante todo el año viñedos, como el de Bodegas Muñana, trabajan mirando al cielo, cuidando de sus plantas y aguardando para que llegue el día de la vendimia.

Existen muchas labores de campo, pero la más característica de todas es la recogida de la uva, puesto que se sigue realizando mediante una tradición y conservando el espíritu artesanal de los buenos vinos de antaño. Hoy os vamos a resolver ciertas preguntas sobre los procesos de recolección de la uva.

¿Cuándo es la recogida de la uva?

La uva tiene un momento puntual para su recogida, aunque depende del tipo de variedad que sea, ubicación del viñedo, clima de la zona, etc. Tras la floración y polinización, la uva necesita crecer a un tamaño adecuado y para ello, es conveniente cubrir sus horas de sol y estar en un ambiente seco. De ahí que la recogida de la uva sea hacia finales de verano. Las condiciones climáticas perfectas para la maduración de los racimos de uva son:

  • Que los inviernos tengan unas heladas moderadas.
  • Que haya lluvias abundantes sobre todo en primavera.
  • Los veranos deben de ser cálidos pero sin temperaturas extremas.
  • Si se tarda más en la vendimia, el otoño tiene que ser seco y soleado.

La época de la vendimia en España comienza a mediados de agosto y puede terminar en noviembre. Sobre todo si hablamos de bodegas situadas en Andalucía, ya que por su tipología de clima y geografía la maduración de la uva es más temprana que otras zonas.

una persona realizando el control de maduración de la uva

En cuanto al tipo de variedad, puede alterar el calendario de recogida de la uva, pues se debe adaptar a las circunstancias de lluvia, sol y frío de la zona a la vez que se va viendo el proceso de maduración. Por ello, es habitual que muchas vendimias sean más tardías, comenzando en septiembre.

Lo que si se debe tener claro es que el comienzo de la vendimia será marcado por la madurez de la uva, para que tengan el grado óptimo de azúcar y ácido para producir un vino de calidad. La decisión de la recolección del fruto será tomada por el enólogo de cada bodega, pero realmente está listo cuando el sabor de la uva es suave y azucarado, además se puede separar con facilidad la pulpa de las pepitas.

Pasos de la vendimia

Actualmente, la recogida de la uva se puede realizar de manera manual, respetando la tradición que se ha realizado durante años en España. Y la mecánica que se necesita de la ayuda de máquinas para la recolección.

Aunque antes de recoger las uvas se realiza un seguimiento por parte del enólogo para revisar la evolución de la maduración y así se controlan las posibles fechas de la vendimia. Una vez está listo el fruto se procede a realizar la vendimia.

gente recolectando la uva en un viñedo

Pasos de la vendimia manual

  1. Recolección de la uva: un equipo de recolectores, van a ir cogiendo cada racimo de la vid y transportarlo hasta las tolvas, ubicadas a la entrada de la bodega.
  2. Pesaje de los racimos: ahora sería la tarea de pesaje, para llevar un control de los racimos recolectados.
  3. Despalillado del racimo: antes de entrar la uva a la bodega se separan el fruto del racimo y las hojas.
  4. Extracción del mosto: aquí se produce el estrujado de la uva para mediante el aplastamiento de la misma conseguir el mosto, este proceso hoy en día ha sido mecanizado por muchas bodegas.
  5. Proceso de fermentación: tras conseguir una pasta de uva se realiza el enfriamiento mediante carbónicos para crear una atmósfera que cree presión y de esta manera liberar aromas del fruto.
  6. Crianza en barrica: una vez realizado el comienzo de la fermentación ya llegaría el momento de extraer el mosto y fermentarlo en barricas.
  7. Estabilización del vino: su objetivo es evitar restos en el vino. Para ello, se filtran eliminando residuos y se clarifican con componentes clarificantes que arrastran los residuos que se encuentran en el fondo del depósito de la barrica.
  8. Embotellado del vino: es la última fase del proceso de la vendimia y consiste en introducir el vino en botellas, además de aplicar el cierre correspondiente para que el producto se conserve en perfectas condiciones.

Ahora solamente queda disfrutar de un producto de calidad y acudir a una bodega para poder ver todo el proceso y zonas donde se fabrica. Desde Bodegas Muñana esperamos haberos ayudado a entender un poco más cómo es el proceso de recogida de la uva y lo que supone la creación de una botella de vino.

Posted in

Bodegas Muñana

Deja un comentario